domingo, agosto 30, 2009

Mirada sonora

Hay un pedazo de mí que se escapa de la música...

ese trozo de silencio absorbe con sus ojos las melodías adversas del tiempo

traza una melodía torpe que marcan los pasos en la banqueta

se consume mientras los otros caminan en cadencias sinuosas y tangentes


en una bicicleta sin ruedas volamos por veredas invisibles

heridos por el viento de las voces que no callan

zigzagueamos zigzagueamos zigzazigzazigza...

como el sonido que no cabe en los oídos

1 comentario:

Francisco Negrete dijo...

Bellas imágenes aquí descritas.