miércoles, mayo 07, 2008

Los cuartetos de Silvestre Revueltas


Silvestre Revueltas, en una breve pero productiva vida (murió a los 39, igual que Chopin), se convirtió en uno de los compositores más importantes y originales de nuestro país. Es probable que junto a Julián Carrillo, Revueltas sea uno de los hitos más destacables de la música mexicana; no sólo por la exquisitez y embriaguez auditiva que producen sus composiciones, sino porque logró exaltar las cualidades de la estética musical popular, y las técnicas compositivas de entonces, sin hacer un uso indiscriminado de las temáticas nacionales, como lo hicieron algunos de sus contemporáneos.

La naturaleza combativa de Revueltas, su carácter "jacarandoso", y su aparente rechazo por las convenciones, se pueden advertir en casi todas sus obras. Como lo señala Yolanda Moreno:
El uso nunca textual de los temas populares, la violencia e irregularidad rítmica, el refinamiento armónico, la flexibilidad formal y su experimentación con grupos orquestales poco usuales, hacen de la obra de Silvestre Revueltas, un caso único en la historia de la música mexicana, Pero acaso donde mejor se palpa la prosapia moderna de su música sea en la extraordinaria serie de sus cuartetos (1930-1932). Los trs primeros, purgados de toda sugerencia folclorista, llegan a una abstracción del material sonoro y a una concentración tan profunda del discurso que tendrían como único símil posible esa culminación de la escritura para cuerdas que son los cuartetos de Béla Bártok (Moreno, Y., 1996, p. 48).

En esta ocasión les quiero presentar los "Cuartetos de Cuerda", que si bien sólo han sido grabados de manera integral por el Cuarteto Latinoamericano, se podrían considerar junto a los Cuartetos de Chávez, el Cuarteto en Re de Carlos Jiménez Mabarack, las Cuatro Miniaturas de Ponce, los Cuartetos de Nancarrow, la Música de Cámara para Cuerdas de Julio Estrada, las obras para cuarteto de cuerdas y conjuntos de cámara de Manuel Enríquez, Mario Lavista, Javier Álvarez, Arturo Márquez, entre otros, como fundamentales en repertorio camarístico en México.

De acuerdo a lo que señala Saúl Bitrán, primer violín del Cuarteto Latinoamericano, para la agrupación de la que forma parte, los Cuartetos de Revueltas han sido desde 1982, básicos para el repertorio con el que cuentan, siendo el cuarto, más conocido como "Música de Feria", el más interpretado.

De hecho, "Música de Feria" se encuentra en varios discos de diversas agrupaciones, como el del Cuarteto de la Ciudad de México, donde interpretan también obras de Ponce, Mabarack, Márquez, Moncayo, entre otros.

La originalidad de este cuarteto, quizá se pueda percibir al visualizar en la partitura los complejos ritmos que el compositor plasmó. Pero el sonido que se produce es aún más caótico que lo que se puede advertir en la partitura. El mismo tema con que inicia el cuarteto es retomado numerosas veces, sin embargo, siempre con variaciones que quizá resulten imperceptibles en la primera audición. De acuerdo a lo que declara Saúl Bitrán:

Supongamos que un cuarteto de cuerdas emprendedor y osado, estimulado por el creciente prestigio internacional de Silvestre Revueltas y su música, decide aprender y poner en su repertorio Música de Feria. Los músicos se sentarán, afinarán sus instrumentos y tras un enfático gesto del primer violín, explotarán en una caótica y estridente cascada descendente. Aun en el hipotético y optimista caso de que los dos violines y la viola lograran tocar sus quintillos juntos, me temo que tendrán que detenerse al finalizar el primer compás, pues para entonces el cellista pensará que ya está irremediablemente perdido, hojeando la partitura y corroborando si, en efecto,
está tocando la misma obra que sus colegas (Bitrán, S., 2001, p. 72).


Y para rematar, les dejo el link de los mencionados cuartetos de cuerda de Silvestre Revueltas, interpretados por el quizá más importante cuarteto de cuerdas de América Latina, y el conjunto camerístico que más ha propagado la música de nuestras tierras en todo el mundo, el Cuarteto Latinoamericano.


Por cierto que hace como dos años vinieron a Puebla, en el Auditorio Julio Glockner, y nos deleitaron, no sólo con Silvestre Revueltas, sino también con el Cuarteto No. 3 de Dmitri Shostakovich (y yo que pensé que nadie igualaba la versión del Borodin Quartet). Por supuesto que no me iba a quedar sin mi autógrafo:

El mismísimo Cuarteto Latinoamericano (nótese la firma del cellista [segundo de izquierda a derecha], Álvaro Bitrán, ¡tiene una clave de fa!

Sé que es difícil encontrar los discos del Cuarteto Latinoamericano; bueno, relativamente; éste lo compré en un concierto, pero otros que tengo, como los Cuartetos de Chávez y Five for Tango (el autografiado), los he visto en las librerías Conaculta, en Gandhi, en el "Mezcladito" (citando a Emmanuel y Diego) y es probable que también esté en el Tower Records. Así que si pueden, apoyen este tipo de música comprándola (los discos son una ganga, alrededor de $100.00).

Link para descargar el disco (40 mb, apróx.): http://rapidshare.com/files/113348778/Silvestre_Revueltas_-_String_Quartets_-_Cuarteto_Latinoamericano.rar.html

PD. Benjamín solicitó este disco cuando vio el post de Homenaje a Revueltas. Ver también: Favor de no dispararle al violinista.

12 comentarios:

El Pardo dijo...

Revueltas es extraordinario, y sus cuartetos no tienen madre. Estoy de acuerdo contigo en que el cuarteto latinoamericano es de grandísima calidad.

Anónimo dijo...

Luis, ¡menuda sorpresa!, y qué lujo de presentación, te felicito por ello y reitero mi agradecimiento, grazie mile. Con un día de retraso dejo aquí el -link- de los cuartetos de Conrado, me da cierta vergüenza el no haber podido escanear el libretillo, en cuanto me haga con un escáner lo adjunto:
http://rapidshare.com/files/113702952/C_del_C_-_4s.zip.html

Benjamín M.

Anónimo dijo...

Transcribí el verso de Carrere tal cual venía escrito en el folleto interior del disco, pero volviéndolo a leer no acaba de cuadrarme aquello de "Fuente de la calla cantaora", no consigo encontrarle significado. Según el Diccionario de la Real, la calla es un "palo puntiagudo usado para sacar plantas con sus raíces y abrir hoyos para sembrar".

Seguramente Miguel Alonso ha tenido un gazapo en sus notas o el editor anglo-aburrido ha copiado mal el verso que tiene que decir "calle cantaora", figura que existe metafórica y vialmente en Jaén.

"Fuente de la calle cantaora
del misterio y la soledad;
lo que toda la noche llora
en el hondo silencio de la vieja ciudad."

Benjamín M.

Anónimo dijo...

Compruebo que en la versión inglesa de las notas se dice "singing street", así que lo de "calla cantaora" es un gazapillo que se ha colado en la versión española a cargo del insidioso hijo de la gran bretaña.

B.M.

Víctor Márquez dijo...

Que tal:

Solo para agradecer tu comentario en "Bizonte invade el Zócalo" y hacer alguna aclaración.

Primero me gustaría aclarar que aparte de publicista de la banda soy uno se sus representantes. Discrepo en tu opinión sobre la calidad de la banda. Bizonte es una banda de rock pop puro y sin pretenciones. Creo que toda manifestación artistica es valida siempre y cuando se haga con integridad y pasión. Claro, no es música académica, pero dentro de su rubro, el rock pop, son de excelente factura, tomando en cuenta los limitadísimos presupuestos que manejamos y que hasta el momento somos una banda completamente independiente.

Gracias a su calidad, los medios locales, nacionales e internacionales nos han favorecido con una buena cobertura (hemos estado presentes en la televisión de 60 paises a través de Ritmo Son Latino) que es más de lo que se puede decir de muchas bandas locales, con todo respeto.

Y sobre mi trabajo gráfico, solo te puedo decir que es un complemento del material de la banda. No suelo involucrarme en proyectos en los que no crea, y creo en Bizonte. Bioetario no se asocia con cualquiera.

Agradezco tu comentario, y debo decir que tienes un blog muy interesante (que leere luego con más calma, puedes estar seguro). Un abrazo y buena vibra.

Bike!

Luis Alvaz dijo...

Hola Pardo... con justa razón has dicho: "Revueltas es extraordinario".

Benjamín: Muchísimas gracias por el disco, ya lo he estado escuchando, y me he llevado una grata sorpresa. La verdad no estaba muy familiarizado con la obra de Conrado del Campo, y es muy interesante.

Interesante tu observación acerca de la traducción. La verdad es algo muy común en la música de compositores hispanoparlantes, que sus títulos no sean bien traducidos. Con "calla cantaora" yo me había pensado en una frase en imperativo de alguien mandando a callar a alguna cantante, jeje.Pero creo que tiene más sentido "calle cantaora", aunque más bien en el sentido poético de la frase.
Sobre lo que me comentabas en el podcast. Es curioso que lo digas, porque no es en esa producción donde usé Three Voices de Morton Feldman, sino en la que se llama "Music Box"; ahí uso el fragmento que se llama Slow Waltz, con el famoso poema de Frank O'Hara "Snow Falls".

En esta producción, que quizá esté también influenciada por esa magnífica obra, uso voces, pero son fragmentos de entrevistas que hemos hecho en un programa de radio en el que participo. La voz tiene modificada la frecuencia, por eso parece tener una tesitura digna de Joan La Barbara o Marianne Schuppe; sin embargo, todo el material lo reciclé de grabaciones que se han hecho en el programa que te comento.

Tienes razón, fácilmente la obra pudo continuar con esa pieza de Mancini; creo que usaban la misma fórmula rítmica en el bajo.

Muchas gracias por tus comentarios y recomendaciones.
Saludos.

Luis Alvaz dijo...

Víctor Márquez,

Gracias por tomarte la molestia de contestar mi comentario, que con tan poco tacto hice en tu blog.

Bueno, la verdad es que si yo hubiera sabido que estabas tan involucrado en el proyecto, quizá no hubiera dicho lo mismo, o al menos no con esas palabras.

El punto es que a pesar de que ya no estoy tan a gusto por haber dicho lo que dije, eso no quiere decir que no tenga responsabilidad sobre lo que sale de mi boca (mis manos en este caso).

Yo he escuchado a Bizonte, y lo que escribí en tu blog tan sólo refleja la experiencia que su música causó en mi oído al momento de su audición.

Quizá tengas razón al decir que cualquier manifestación artística, por el simple hecho de realizarse con integridad y pasión, puede causar algún grado de catarsis en quien la perciba. En lo que no estoy tan de acuerdo, -y discrepo enfáticamente- es en asociar la calidad musical al presupuesto con el que se cuente (estéticamente ese argumento carece de toda validez, aun cuando en estos momentos una agrupación requiera de equipo que en ocasiones resulta costoso; ya que éste material sólo es un complemento de la habilidad musical y creativa).

Tampoco creo que sea un parámetro inequívoco que el aparecer en la telera (sea el canal que sea) y tener nombramientos en medios electrónicos, hagan de una agrupación un producto de calidad.

Que otras bandas no aparezcan en Ritmo Son Latino, o en MTV, en la BBC, o donde sea, no quiere decir que su producto no tenga calidad. Bueno, te lo dice alguien que no aspira a llegar a las masas con la creación de radioarte, pero que sí le gustaría crear productos de calidad, tengan o no reconocimientos.

A pesar de todo, tengo que reconocer que todos mis argumentos son parciales, y no se refieren directamente a la banda que representas; la cual sólo he escuchado de manera esporádica.

Saludos, y gracias por comentar. Suerte en todos sus proyectos.

Francisco Negrete dijo...

chales, yo quiero ese disco.

Luis Alvaz dijo...

Francisco,

Aún sirve el vínculo, ¿por qué no lo bajas?

Anónimo dijo...

No tendra las partituras de estos cuartetos? son dificiles de encontrar. Gracias!

CAS dijo...

Te quiero agradecer el poder conocer al Cuarteto Latinoamericano. Tu blog me resulta interesantísimo, por lo que volveré sin duda. Muchas gracias y saludo afectuoso.

Paloma Rivera dijo...

Es una grata sorpresa encontrar tu blog. Desde hace algún tiempo he buscado adquirir el disco "Música de feria" del Cuarteto Latinoamericano, y no he tenido éxito. ¿Sabes tú dónde puedo encontrarlo? Por supuesto está la opción de adquirirlo por Amazon, pero ojalá lo encontrara en el D.F. ¡Muchos saludos!