sábado, abril 04, 2009

Lección de Música* (Charles Bukowski)


La música clásica era mi principal refugio. Escuchaba la mayor parte de ella en la radio, y sigo haciéndolo. Y nunca deja de sorprenderme, incluso ahora, cuando oigo algo fuerte y nuevo que no había oído antes, y ocurre bastante a menudo. Mientras escribo esto estoy escuchando en la radio algo que no había oído hasta ahora. Me regalo con cada nota como un hombre hambriento de una nueva oleada de sangre y significado, y ahí está. Toda esta masa de música sublime, siglos y siglos de música, me deja completamente maravillado. Debe de ser que una vez vivieron muchos grandes espíritus. No me lo puedo explicar, pero es mi gran suerte en la vida tener esto, sentir esto, alimentarme de ello y celebrarlo. Nunca escribo nada sin la radio puesta, con música clásica sintonizada; siempre ha sido parte de mi trabajo, escuchar esta música mientras escribo. Quizá, algún día, alguien me explique por qué una parte tan grande de la energía del Milagro se encuentra en la música clásica. Dudo que alguien me lo diga alguna vez. Siempre tendré que preguntármelo. ¿Por qué, por qué, por qué no hay más libros que tengan ese poder? ¿Qué le pasa a los escritores? ¿Por qué hay tan pocos buenos?

____________________

*Tomado de la Revista Pauta, vol. 92, octubre-diciembre de 2004 (originalmente publicado en Bukowski, C. El Capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco. Anagrama, 2000)

Bach, Variaciones Goldberg, interpretadas por Glenn Gould

8 comentarios:

Kalia dijo...

¡Magnífico el texto de Bukowski, magníficas las Variaciones Goldberg y magnífica ésta interpretación de Glenn Gould!

Las preguntas que hace son dífíciles de responder, pero el poder de la música para transmitirnos emociones y para hacernos vibrar con ella es inigualable, muy por encima de las otras artes (la poesía no es más que un caso particular de música).

Los tres elementos del Arte que has elegido nos ayudan a intuir alguna de las respuestas.

Saludos.

marichuy dijo...

Luis

Bukowski tiene tanta razón; qué sereno y melancólico se mira en este gran texto. Y vlo mismo nos preguntamos otros más ignorantes, como yo.

Lo único que nos queda es suscribir lo dicho por Friedrich Nietzsche

Sin música la vida sería un error.

Saludos

Tuer la nostalgie dijo...

Estupenda la cita. Cómo hacen falta más Bukowskis que dinamiten nuestras endebles certezas.

Luis Alvaz dijo...

Kalia...

Creo que entiendo tu punto, cuando un artista (cualquiera que éste sea) no vislumbra el poder del arte más allá de los materiales tenderá a perder el rumbo.

Cuando el milagro del arte aparece ante el espectador-lector-fruidor, es porque sus sentidos (todos ellos) han vibrado o han sido seducidos por el trabajo del artista.

Gracias por pasar por aquí, es un honor para mí.

Saludos.

Luis Alvaz dijo...

Marichuy...

Así es, Nietzsche tenía mucha razón cuando afirmó eso con respecto a la música. Sería interesante analizar a este gran filósofo en su poco conocida faceta de compositor, aunque también sobre aquellas confrontaciones epistolares que tuvo con Richard Wagner.

Como sea, la música debería ser como esa chispa que da luz a toda la humanidad. Me parece que así es, pero no sé si todos se habrán dado cuenta.

Saludos y un abrazo

Luis Alvaz dijo...

Tuer la nostalgie...

Tienes razón. Muchas veces se subestima a Bukowski o se le mira con escepticismo por sus cualidades histriónicas-escandalosas-exhibicionistas, cuando en realidad era un tipo bastante sentimental e introspectivo. Un filósofo de la vida común, y un pensador del arte como cosmovisión.

Creo que lo interesante de él es lo directo que puede llegar a ser. No da rodeos, ni emplea palabras que puedan parecer eufemismos.

Saludos.

LuKiA dijo...

Hola Luis!
No había visto esta entrada. Realmente hermoso este texto. Bukowski es uno de mis escritores favoritos, porque, como lo dices, es directo, las cosas siempre como son. Su crudeza, muchas se ha mal interpretado, haciéndolo parecer un ser solitario, frío e inhumano; sin embargo, creo que eres más humano y más sensible, cuando ves las cosas como son, las sientes y además, te duelen que sean así -basta leer sobre su vida-. Decirlas requiere un valor extraordinario y muchas horas de reflexión.
La música, por otra parte, uno de las mejores creaciones humanas. Cuando escucho discusiones sobre qué es arte o no, que van desde los argumentos estéticos, hasta los “requisitos” que debe cumplir para llamarse harte, me parecen discusiones. El arte, la música en este caso, te hace sentir, te transporta, inunda tus sentidos; puedes contemplarla y quedar cautivo de ello. ¿Qué otra cosa podría ser arte si no eso?
Saludos! Un gusto siempre pasar por tu blog.

LuKiA dijo...

disculpa los errores de dedo, siempre me pasa cuando escribo a prisa. Se me fueron letras de más. Lo siento.