lunes, enero 12, 2009

Kandinsky y Schoenberg

Sin duda una de las relaciones artísticas más interesantes en la época de las vanguardias se dio entre dos de los correligionarios del movimiento expresionista. Uno era músico y el otro pintor; sin embargo, tanto el uno como el otro entendían y practicaban el arte de una manera total (o al menos esa fue su aspiración). Schoenberg, una de las figuras más importantes de la música en el siglo XX, desarrolló también algunas habilidades pictóricas, y Kandinsky (uno de los fundadores del expresionismo abstracto) tocaba el cello y el piano. Se podría decir que Schoenberg plasmó en su música aquellas imágenes abstractas que podían dilucidarse como colores y formas; y a su vez Kandinsky blandió con su pincel todo tipo de sonidos en el lienzo. Kandinsky sentía una enorme admiración por Schoenberg, lo cual puede reflejarse en su tratado De lo espiritual en el arte:

Schönberg presiente claramente que la libertad total, medio necesario en el que ha de desenvolverse el Arte, no puede ser absoluta. A cada época le corresponde un nivel determinado de esta libertad, y ni la fuerza más genial podrá escapar de sus límites. Pero este determinado nivel ha de ser alcanzado, y de hecho se llega a él ¡a pesar de todas las resistencias que se le opongan! También Schönberg intenta agotar esta libertad, y en su camino hacia la necesidad interior ha descubierto ya verdaderas fuentes de nueva belleza. La música de Schönberg nos introduce en un nuevo terreno, en el que las vivencias musicales no son ya acústicas, sino puramente anímicas. Es el comienzo de la música del futuro.
La próxima vez que escuchen una obra de Schoenberg recuerden las imágenes de Kandinsky, y cuando admiren uno de los fabulosos cuadros de éste último, que sus oídos no los engañen, son los sonidos de Schoenberg que deambulan en el espacio.

Estrellas, de Kandinsky

Fantasia Op. 47, para violin y piano
interpretada por Glenn Gould y Yehudi Menuhin (todo un deleite)

[este post está relacionado con el anterior]

8 comentarios:

marichuy dijo...

Luis

Estupenda combinación de música y pintura. Esa obra "Estrellas" de Kandinsky es alucinante.

Saludos

Luis Alvaz dijo...

He seguido este tipo de relaciones en el arte, y casi ninguna es tan perfecta. Sin duda Estrellas de Kandinsky es alucinante.

Saludos.

Anónimo dijo...

Desde hace bastante tiempo que tengo este Blog entre mis favoritos. Me parece fantástico el trabajo que haces, eso de poder encontrar conexiones entre las diversas ramas del arte, las influencias que toman los mismos compositores, escritores, y artistas en general de gran parte de las ramas artísticas que los rodean.

En fin, sólo quería darte las gracias, he conocido música muy valiosa en este blog y te instó a que continúes tu notable labor.

Saludos, desde Chile.

Luis Alvaz dijo...

Hola Anónimo chileno...

Te agradezco mucho el comentario. Espero que sigas pasando por aquí.

Por cierto que Chile es un país que me fascina... a ver si después pongo algo de compositores chilenos, como Gustavo Becerra-Schmitd, que es verdaderamente genial.

Un saludo gélido desde México.

Azû dijo...

Por cosas de la causalidad me encontre con tu blog, me parece fascinante lo que escribes acerca de kandinsky y schonberg. Desde hace un tiempo estoy interesada por las ideas de kandinsky, entre ellas la de fusionar estas artes (musica y pintura).
Al parecer tu blog se va a mi lista de favoritos. un saludo.

Luis Alvaz dijo...

Azû...

Claro, la sinestesia que proyecta Kandinsky y otras obras musicales del expresionismo, me llaman bastante la atención a mí también.

Te agradezco mucho los comentarios, espero seguir subiendo información al respecto.

En mi otro blog tengo un poema que se llama Pinceladas atonales, precisamente lo escribí pensando en Kandinsky.

Saludos

maicher dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!